"HAY QUE ERRADICAR LA CHAPUZA Y EXIGIR CALIDAD"

El Decano del Colegio de Arquitectos defiende la necesidad de mejorar la cualificación en el sector

Antonio García Herrero, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia, estima que el sector de la construcción registra una evolución económica favorable, pero advierte que las empresas y trabajadores que lo integran deben avanzar en la mejora de la calidad y cualificación.

El decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia, Antonio García Herrero, considera que el sector de la construcción pasa por una situación positiva desde el punto de vista económico, dado que "está creciendo considerablemente hasta el punto de que se ha detectado ya una cierta escasez de personal en determinados oficios" . Sin embargo, advierte que se debe asumir la necesidad de mejorar la calidad y la cualificación de las empresas constructoras y de los trabajadores.

"A veces hay una cierta queja por parte de los arquitectos e incluso de los promotores y de los propios constructores que no encuentran oficios cualificados de forma suficiente" señala. Uno de los factores que influyen en la situación es, en su opinión, la facilidad con que las empresas de este sector aparecen y desaparecen sin que exista una mínima exigencia de cualificación.

Para paliar esta situación espera que la nueva Ley de la Edificación sea aprobada en esta legislatura. "De acuerdo con la Federación de Empresarios de la Construcción – afirma – hemos reclamado que la Ley recoja específicamente la necesidad de la clasificación empresarial y la exigencia de un mínimo de cualificación en los trabajadores. Entendemos que cualquier empresa que desarrolle un proyecto de cierta envergadura debería tener en plantilla técnicos que garanticen la calidad".

Asimismo, el decano del Colegio de Arquitectos subraya que, pese a las mejoras registradas con respecto a otras épocas, se ha dejado de lado algunos aspectos, por lo que defiende algunos cambios de mentalidad en relación con el sector: "Los usuarios deben reclamar, y tienen derecho a esperar, la calidad de las viviendas que compran. En este sentido, vamos a mejor, pero es necesario erradicar la chapuza y concienciarnos de que el proceso de evolución que lleva España, y con ella Murcia, va hacia la calidad por encima de todo", afirma García Herrero.

En cuanto a la prevención de riesgos en el sector, estima que la seguridad es uno de los derechos más importantes tanto de los usuarios finales de la Arquitectura, como de los trabajadores que realizan las obras. Recuerda que el decreto de transposición de la directiva de seguridad y salud en obras y edificaciones, publicado en noviembre del pasado año, introduce nuevas medidas y orden en cuanto a las responsabilidades, por lo que ha servido para clarificar la situación.

Además, pide que se forme a los trabajadores para que puedan velar por su propia seguridad.

García Herrero considera que se debería hacer "una llamada de atención a todos los que intervenimos en el sector recordando que lo mejor que puede pasar en materia de seguridad es no poner en riesgo la vida de las personas".

Preguntado sobre el desarrollo urbanístico de Murcia, sostiene que, en general, los ensanches de esta ciudad "se están haciendo bien como modelo de gestión y crecimiento. La política de gestión que se lleva a cabo con la reconversión de las viviendas de la huerta parece inteligente y permite hacer algo que de otra forma sería muy difícil".